4 de mayo de 2017

¿Cómo se enriquece un viajero?



¡El mejor tesoro, mora dentro de ti! 




   
     Es un gran privilegio ser un ciudadano del mundo, un viajero empedernido, un mochilero atrevido; es tanta la riqueza que vamos atesorando que cada día crece más nuestra pasión por peregrinar. Te muestro sólo algunas de ellas:

  • Amor propio,  autoestima y seguridad: mientras viajamos nos conseguimos con situaciones que nos corresponde resolver solos, tales como dónde dormir, dónde ir, cómo subsistir, qué visitar, cómo transportarnos, cómo suplir gastos, el idioma, adaptarnos a costumbres y culturas extrañas para nosotros, enfrentarnos a inmigración, hacer procesos legales para poder pernoctar en algunos lugares que así lo requieren, en fin, un cúmulo de experiencia que nos enriquece como personas y nos vuelve autosuficientes al desarrollarse la autodeterminación y la seguridad. Echamos mano de la creatividad y de nuestro carisma para salir exitosos de cada prueba, es ahí donde descubres lo poderoso que eres y lo que eres capaz de hacer y comenzamos a enamorarnos de nosotros mismos, nos valoramos y podemos sentir el placer de ser lo que somos.

  • Conocimiento: viajar es asistir a la mejor casa de estudios pero a cielo abierto. Las rutas, la gente que consigues a tu paso, los inconvenientes, la naturaleza, los animales, el clima, son tus mejores maestros. A cada paso vas aprendiendo sobre geografía, historia, culturas, costumbres, idiomas, manejo de mapas, entre muchas otras cosas. Sin embargo, la mejor lección la recibes de la madre tierra que en su inagotable sabiduria nos da clases magistrales y ejemplos palpables de cómo coexistir con el mundo que nos rodea y cómo servirle.

  • Amistades: una de las riquezas más escasas en el planeta es la amistad sincera, cuando transitamos por los caminos necesitamos de los demás, no sólo para que nos ayuden y nos orienten, sino también para que nos den su calor humano, sus sonrisas, su afecto, su solidaridad, su voz de aliento y en muchas ocasiones su compañía hasta nuestro destino; de manera pues, que si algo valioso cultivamos en nuestros viajes es la amistad. Somos privilegiados cuando gozamos de buenos momentos, con buenos amigos, en los mejores lugares.

  • Vivencias y anécdotas: si de algo se alimenta un viajero, es de lo que va experimentando, de lo que le va aconteciendo en cada tramo de su viaje. Lo que nos hace florecer es justo esa expectativa de lo que nos aguarda en una próxima ciudad, en un aeropuerto, en alguna calle, playa, montaña, selva o rincón o en esa nueva aventura; el no poseer la certeza de lo que nos espera, nos hace vibrar de emoción, nos repotencia las energías, nos hace abrazar la felicidad y sentir amor en su manifestación más pura y es así como vamos acumulando capital de vivencias y anécdotas para sobrevivir en un mundo difícil para soñadores, pero no imposible de disfrutar. Ademas, nuestras vivencias nos sirven  para contar, para dejar huellas y por qué no, hasta para escribir un libro.

  • Riqueza espiritual:  quizá lo que más atesoramos cuando pateamos el mundo es riqueza espiritual; a mi modo de ver, es la más importante fortuna del ser humano. El contraste con el mundo expande tus fronteras mentales y emocionales, se fomenta tu actitud crítica y tu sentido de gratitud, te haces una persona más fuerte y positiva,  tu creatividad y producción artística se disparan, todas las experiencias vividas te hacen un ser sensible, flexivo y con profundo amor hacia las personas, la naturaleza, los animales y el mundo en pleno.

  • Habilidades y destrezas: armar una carpa, hacer una mochila o una maleta, prender una fogata, cortar leña, improvisar un medio de transporte, hacer nudos, cocinar en cualquier rinconcito, aprender técnicas para acampar, escalar, primeros auxilios, uso de recursos naturales, uso de guías, mapas, brújulas, gps, manejo de la cámara y /o grabadora, son apenas unas de las muchas habilidades y destrezas que adquirimos mientras preparamos nuestra escapada y cuando viajamos.

  • Producir y mostrar tu talento: cuando estamos en el proceso de dar los primeros pasos para iniciar un viaje, sea largo, corto, como mochilero, como turista o con cualquier propósito, lo que más nos inquieta y llena de incertidumbre son los recursos para cubrir gastos y poder sostenernos en el lugar que visitaremos. Si eres mochilero o viajero frecuente, generar tus propios ingresos mientras viajas es una alternativa muy viable y nada despreciable. Es el momento de explotar tus talentos y emprender haciendo lo que te gusta o a través de intercambios (Mas adelante haré un artículo más detallado, con sugerencias y actividades a desarrollar para sustentarnos durante un viaje).

  • Gastronomía y nuevos sabores:  degustar los platos de cada pueblito, ciudad o país que visitas, es uno de los mayores placeres y privilegios de ser un aventurero, saborear los manjares de los lugares que visitamos, esa sopita caliente, el pan recién hecho, ensaladas frescas de los huertos caseros, por sólo nombrar algunas, es un aliciente en medio de todo el trajinar de un mochilero, pero bien vale el esfuerzo. Particularmente, lo primero que quiero saber de un lugar, después de su clima, son sus platos típicos. La riqueza culinaria de cada región va dejando huellas en los viajeros, sus aromas y sabores por lo general nos cautivan.

     De manera pues, que más lucrativo 
    no puede ser.

        Llevar un estilo de vida mochilero o viajero; tal vez, no llene tus bolsillos, pero sin duda, andarás por esta vida satisfecho, vibrando, feliz de haber superado metas y expectativas, llenado tus vacíos y haber visto el mundo con tu propio lente.



        Cuando regresas de un viaje ya tu vida no es la misma, por corto que sea, siempre nos marcará; pues experimentamos la savia de la vida en cada sonrisa, en cada saludo, en cada bocado, en cada ruta, en cada nuevo aprendizaje, o clima que conocemos y lo mas importante; quizás, es que dejamos un poco de nosotros en cada espacio que pisamos, nuestras huella siempre estará presente por donde pasemos, es nuestro deber cuidar que sea sublime. 


    Soy viajera sin excusas

    Tus comentarios, preguntas o sugerencias son bien recibidas. 






    4 comentarios:

    Ginna Perez dijo...

    Excelente Artículo, mami! Me encantó, espero el siguiente.

    VIAJERA SIN EXCUSAS dijo...

    Gracias mi amor, que gran honor recibir tu aprobación. Muy pronto, el próximo...

    Anónimo dijo...

    Muy bueno amiga DIOS te siga dando el don para seguir adelante DIOS te bendiga

    VIAJERA SIN EXCUSAS dijo...

    Amén! Gracias por su comentario. Saludos y bendiciones